Piden reubicar a los alumnos del Instituto de Solokoetxe por emisiones de antenas

Padres y madres de alumnos del instituto de Solokoetxe, de Bilbao, han pedido al Gobierno Vasco que “reubique de inmediato” a los escolares de las aulas “más expuestas” a las emisiones radioeléctricas de antenas de telefonía situadas cerca del centro.
En una carta, hecha pública hoy, remitida a la delegada de Educación de Bizkaia, Ana Isabel Ferri, la asociación de madres y padres Errondagane del instituto de Solokoetxe denuncia, con el apoyo de organizaciones vecinales de Bilbao, el “incumplimiento” de las medidas para minimizar los valores de las emisiones radioeléctricas en el centro.
Asociación de padres Errondagane
Asociación de padres Errondagane
Desde hace más de un año, padres y madres de alumnos de este instituto de Secundaria, en el que estudian 235 chavales, vienen denunciando que sus hijos se ven expuestos a unas emisiones radioeléctricas muy superiores a las recomendadas, lo que puede afectar gravemente a su salud.
En la carta, firmada junto a la asociación de vecinos y mayores de Solokoetxe, la asociación de vecinos del Casco Viejo “Bihotzean” y la federación de asociaciones vecinales de Bilbao, los padres de alumnos piden a Educación que se adopten medidas legales y administrativas para exigir que las antenas se retiren de las cercanías del instituto.
Solicitan que, mientras tanto, “se rebajen los niveles de exposición a los mínimos de precaución recomendados por la comunidad científica”.
Además de la reubicación de los alumnos más expuestos a las radiaciones, la asociación Errondagane ha demandado que se “apantalle” el centro, al igual que se ha hecho con un colegio de Vitoria cuyas emisiones eran inferiores a las medidas en Solokoetxe, y ha pedido explicaciones por este “agravio comparativo”.
Los padres y madres de alumnos han pedido también a la delegada de Educación que “retire de todos los centros escolares el wifi, y de manera urgente en Solokoetxe”.
En respuesta a la afirmación de Ana Isabel Ferri, contenida en una carta remitida a Errondagane en febrero de 2014, de que “no existe evidencia científica de los efectos adversos para la salud” de estas emisiones, la asociación de padres y madres señala que, dada la “evidencia científica actual”, la delegada de Educación “debería dimitir de su cargo inmediatamente”.
Han pedido a la delegada de Educación que, puesto que “suscribe la afirmación de ausencia de riesgo”, “certifique por escrito” que los niveles de radiación que soportan sus hijos son “inocuos” y que “asuma personalmente las responsabilidades” por los daños a la salud que puedan sufrir los niños.

No hay comentarios:

Publicar un comentario